28 octubre, 2021

GD7A

Tu web de cine y series

The Witcher 3 cinco años (y seis días) después

Quién le iba a decir a un modesto estudio polaco que casi 25 años después iba a ser la desarrolladora de videojuegos más importante de Europa, por delante de la hegemónica Ubisoft, y capaz de codearse a nivel mundial con las más influyentes a día de hoy. El final de la trilogía de Geralt de Rivia, la obra magna de CD Projekt RED se lanzó hace 5 años. El título que iba a encumbrar o hundir al modesto estudio se convirtió en un éxito imperecedero, The Witcher 3.

UNA EXPERIENCIA INOLVIDABLE

Permitidme un poco de nostalgia. Hace 5 años no conocía absolutamente nada del mundo de Sapkowski. Recuerdo que a los dulces 17 un conocido me enseñó lo que por aquel entonces entendí como «un juego de fantasía protagonizado por un albino con espadas a la espalda». No me importó lo más mínimo, ni siquiera tenía una Xbox o un PC decente para jugarlo así que cayó en el olvido.

Tres años después me decidí a probar The Witcher 3. Por aquel momento ni me acordaba que ya tuve aquel primer contacto con la saga, y, de hecho, lo jugué con vistas a odiarlo. Estaba harto del bombo en Internet acerca de este juego desconocido y quise jugarlo para decir «vale, menuda tontería de juego, los periodistas no saben nada». Recuerdo iniciarlo y no parar de jugar hasta consumir sus casi 70 horas que me llevó completarlo.

«¡Mágnifico!» dije al acabarlo, con lágrimas en los ojos. No conocía nada del juego y para aquel entonces lo quería saber todo. Ahí empezó mi viaje por El Continente.

UN JUEGO ARRIESGADO EN UN MOMENTO DECISIVO

Muchos echan en cara al estudio polaco su decisión de expandir esta tercera y última (por el momento) entrega del Carnicero de Blaviken hasta convertirlo en un mundo abierto, al fin y al cabo sus anteriores obras experimentaban con zonas algo más amplias sin perder de vista su carácter lineal.

El mapa de The Crew: grande, a escala y vacío

La industria y los usuarios estaban acostumbrados a un conformismo en el que no cabía mejora. Por aquel entonces Ubisoft iba por la novena entrega de Assassin´s Creed, la cuarta de Far Cry y en el horno la segunda de Watch Dogs. Skyrim quedaba muy lejos ya y GTA V había movido los cimientos de una industria acostumbrada a mundos genéricos, con misiones genéricas y personajes genéricos.

Así es como un pequeño estudio polaco, con un presupuesto absurdo, dio una lección a la industria de cómo hacer algo más que el típico copia-pega de mundos absurdamente grandes y vacíos.

Ya no valía cualquier cosa. CD Projekt había dado a probar al gran público un juego que marcaría un antes y un después para la industria y el estudio.

EL BRUJO CINCO AÑOS DESPUÉS

Zelda Breath of the Wild VS The Witcher 3 - YouTube

Aún se habla del mundo de The Witcher 3. Aún a día de hoy, 5 años después y con juegos como Breath of the Wild y Red Dead Redemption 2 en nuestras casas, se sigue discutiendo cómo ha influído la obra de los polacos en una industria en ocasiones cansada y repetitiva.

No es oro todo lo que reluce y muchos de los fallos de The Witcher 3 los podemos comprender por la poca experiencia del estudio o quizá del presupuesto. Pero es interesante ver cómo un lustro después aún es objeto de debate. Ver cómo el lanzamiento de un videojuego supuso un tirón de orejas a una industria entera. Que nos demostró, y aún lo hace, que una compañía de videojuegos puede hacer algo más que reciclar su anterior título, colocarle un nuevo número y lanzarlo por 70 euros.

Es curioso lo mal que nos ha educado la industria que aún nos sorprende que cinco años después el estudio se acuerde de agradecer a los fans un éxito que no se esperaban y aún nos ofrezcan regalos como el que cierra este artículo: Marcin Przybyłowicz y sus amigos interpretando el tema principal del juego.

Larga vida al brujo y larga vida a CD Projekt RED.