Critica – Múltiple

Múltiple se estrenó ayer en los mejores cines de toda España. Dirigida por M. Night Shyamalan y protagonizada por James McAvoy nos muestra una mezcla de fantasía, terror y suspense; una mezcla que podría salir muy bien o muy mal. Como no ocurre a menudo, su trailer es completamente fiel a la película, dejándote ver parte de la historia sin destriparlo todo por completo.

El regreso de Shyamalan y la premisa de Múltiple han conseguido despertar la curiosidad de todos aquellos que tras algunas decepciones, perdieron el interés por las películas de este director. McAvoy, tras una X-Men: Apocalipsis un poco floja, vuelve más fuerte que nunca.

Debido a un trauma de la infancia, Kevin (McAvoy) sufre trastorno de personalidad múltiple (trastorno de identidad disociativo/DID). Dentro de él conviven 23 identidades diferentes. Entre ellas se encuentra un aspirante a diseñador de moda, un obsesivo-compulsivo al que siempre han subestimado, un travieso niño de nueve años de edad y una mujer de gran autoridad que actúa de forma sospechosamente amable. Para luchar contra esta enfermedad, Kevin recibe la ayuda de  una psiquiatra que ha dedicado su vida a la defensa de las personas con este trastorno.

El problema llega cuando las personalidades más problemáticas crean un plan y tras esto, una de ellas secuestra a tres chicas adolescentes.

Múltiple no es una película que necesite efectos especiales, cumple completamente su premisa y es un thriller que sigue un muy buen ritmo sin dejar de tirar del suspense y ese toque de terror que caracteriza al director. Su fotografía e incluso los movimientos de cámara no decepcionan, mostrando unos niveles técnicos más que sobresalientes.

McAvoy hace uno de los mejores papeles de su carrera consiguiendo que empatices con cada uno de los personajes. Al conseguir esto, con cada uno de ellos nos expone a reflexiones muy distintas, desde el abuso a menores, la lucha en la vida diaria del ser humano hasta las dificultades que tienen que pasar día a día las personas que padecen este trastorno.

Deja un comentario