Vive Dial: un concierto convertido en fusión entre nuevos y no tan nuevos talentos.

La gran fiesta de la música en español organizada por Cadena Dial que se celebró el pasado sábado en el WiZink Center de Madrid, se ha coronado como la gran cita musical del año con la que despedir el verano. Vive Dial reunió a más de 12.000 personas y acreditó a 60 profesionales de más de 25 medios de comunicación nacionales e internacionales.

Artistas consagrados de la talla de Pablo Alborán, Pablo López, Sergio Dalma, Pastora Soler, Merche, Rosana, David DeMaría, Antonio Orozco y Luz Casal, compartieron escenario con lo mejor del panorama internacional de la música en español, Carlos Rivera, Morat, Reik, Ha*Ash y Carlos Baute, así como con promesas nacionales como Marwan, Dvicio, Miriam, Cepeda, Antonio José y Beatriz Luengo.

Resultado de imagen de vive dial 

El concierto fue abierto por Antonio Orozco, quien a pesar de no tener su mejor día (o eso parecía), consiguió emocionar al público y darle una pequeña pista de lo que vendría en las siguientes dos horas: un espectáculo musical en el que se fusionó, de una forma totalmente impresionante, los nuevos talentos con aquellos que incluso llevan decadas en el panorama musical español y por supuesto internacional.

Cada artista dio un espectaculo afin a su forma de ser y a su música, emocionando al público y consiguiendo que se levantara de sus asientos para cantar con ellos o que iluminaran el Wizink Center con sus móviles y con una energía que parecía que haría caer un pabellón con más de 10.000 personas en su interior.

Cabe destacar que si es cierto que dentro de estos nuevos talentos, destacan algunos más que otros. La artista que podemos destacar entre estas nuevas promesas musicales es Miriam Rodriguez, finalista de Operación Triunfo y quien ha puesto voz (y proximamente voz y forma) a la ultima temporada de Vis a Vis. Con su canción “Hay algo en mi”, dio un mensaje feminista muy necesario, yendo de la mano con una calidad vocal y musical que impresionó a todos y con una fuerza que transmitía un mensaje muy claro: estoy aquí para quedarme.

Como siempre, podemos hablar de Pablo Lopez, Pablo Alboran y Rosana; estos tres grandes artistas fueron de los últimos en aparecer y aquellos que consiguieron emocionar de una forma diferente a los miles de asistentes, poniendo su piel de gallina y demostrando que la música en español también es capaz de llegar a muchísimas personas y de perdurar en el panorama musical durante años, llenando estadios con su música.

Asimismo, esto no se llevó a cabo por “amor al arte” (y nunca mejor dicho), sino que fue un concierto solidario de apoyo a las mujeres y al cambio que debe haber en la sociedad con respecto a nosotras, nuestros derechos y todo lo que tiene que ver con la infame violencia de género. La campaña ‘La igualdad necesita ritmo’ lanzada por Cadena Dial para luchar por la igualdad de la mujer, dio su pistoletazo de salida este sábado en Vive Dial. Parte de la recaudación obtenida con la venta de entradas irá destinada al fondo de becas “Soledad Cazorla” de la Fundación Mujeres, que contribuye a la educación y al desarrollo de los huérfanos y las huérfanas que han perdido a sus madres a causa de la violencia de género.

Sin duda, Vive Dial fue un concierto único, el cual nos gustaría volver a repetir debido a la fusión de talento, personalidades, música y pasión que todos demostraron de una forma muy personal e intransferible.

Deja un comentario