Crítica de Verdad O Reto: una cinta sencilla de terror adolescente que consigue ser interesante.

Un grupo de amigos se toman las que van a ser sus últimas vacaciones antes de salir al mundo real y convertirse en adultos y para ello deciden ir a México – parecen no estar muy lejos de la frontera – concretamente a una zona costera y en la que por lo tanto creen que van a tener fiesta y diversión. Efectivamente es lo que consiguen, hasta que una de las protagonistas conoce a un chico que les lleva a un lugar abandonado y les mete en un juego. “Verdad o reto”, lo que parece un juego de niños se acaba convirtiendo en algo terrorífico y les lleva hacia una pesadilla infernal. Pero las reglas son simples: di la verdad o morirás, cumple el reto o morirás, si dejas de jugar, morirás. No hay opción.

Este thriller sobrenatural distribuido en España por Universal Pictures está dirigido por Jeff Wadlow (Kick-Ass 2: Con un par). Su reparto protagonista está encabezado por Lucy Hale (Pequeñas mentirosas) y Tyler Posey (Teen Wolf), además de contar con Violett Beane (Flay), Hayden Szeto (Al filo de los diecisiete), Landon Liboiron (Hemlock Grove), Sophia Taylor Ali (Bad Kids of Crestview Academy), Nolan Gerard Funk (Hello Again) y Tom Choi (Descontroladas).

Verdad o reto : Foto Tyler Posey

Nos encontramos ante una cinta basicamente de suspense que se intercala de vez en cuando con terror al más puro estilo de las películas adolescentes. La trama no va mucho más allá, se centra en eso, adentrandose quizá un poco en algunos personajes pero sin darle demasiada importancia al pasado de todos ellos.

A primera vista podemos creer que es una película que ya hemos visto antes y posiblemente sea así pero consigue su función de entretener, que es para lo vamos al cine alguna que otra vez. No todas las películas nos van a meter en una historia brutal que nos deje pensando durante algunos días; hay cine ‘palomitero’ que busca entretenernos durante un par de horas y eso es lo que consigue esta película a pesar de tener alguna que otra escena algo ridícula, como la forma de la cara cuando dicen “verdad o reto”.

Teniendo un elenco protagonista dónde dos de ellos son ídolos de adolescentes (como Hale o Posey) debido a sus papeles en Pequeñas Mentirosas y Teen Wolf respectivamente, podemos ver desde un principio la intención que va a tener esta película. Tira de algunos clichés y las actuaciones no es que sean las mejores que hemos visto en la historia del cine pero si son decentes y no dificultan el visionado ni el disfrute de la película. Mencionando de nuevo a Hale y Posey, podemos atribuirles a ellos gran parte de estas actuaciones decentes.

La película se vuelve algo más interesante cuando descubren dónde habían estado en un principio y por qué había empezado esa pesadilla para ellos. La búsqueda de respuestas y de un plan para acabar con eso se convierte en lo más interesante de la película.

El trailer vende la película bien y mal a partes iguales. Bien porque te hace creer que es una cinta de terror (cuando no es así) y mal porque casi todas las escenas importantes y – un poco aunque sea – impactantes salen en el trailer. Pero aún así, recomendamos ver esta película en el Día del Espectador, para que disfrutéis decentemente de la película y no nos odiéis demasiado por pagar toda la entrada para ver la película.

Deja un comentario