19 septiembre, 2020

GD7A

Tu web de cine y series

Las secuelas de Mad Max: Fury Road podrían estar en peligro por culpa de esta demanda.

La ley y la sociedad ya no existe en este mundo formado por una páramo desértico, pero sí que hay sangre, fuego y muerte. Sin embargo, hay dos rebeldes que son capaces de restaurar el orden perdido, por un lado está Max, que sigue buscando su propia paz tras la muerte de su mujer y su hijo; y por otro lado está Imperator Furiosa, una misteriosa mujer que trata de sobrevivir en este peligroso viaje hacia su hogar. 

Mad Max: Furia en la carretera estuvo dirigida por George Miller (Happy Feet 2, Un sueño para ella); y protagonizada por Tom Hardy (La entrega); Charlize Theron (Brain On Fire); Zoë Kravitz (La serie Divergente: Insurgente); y Nicholas Hoult (X-Men: Días del futuro pasado).

George Miller, director de la cinta y uno de los directores más aclamados del cine de acción, está encerrado en una amarga batalla judicial con Warner Bros que amenaza con hacer dos películas más de la celebre saga. Tres años después de que la cuarta película de Mad Max saliera a la luz y fuera aclamada tanto por la prensa como por el público general, la productora del director ha afirmado en un documento presentado en la Corte Suprema de Nueva Gales del Sur que el estudio actuó de manera «arbitraria, insultante o reprensible».

Resultado de imagen de fury road

Miller siempre ha tenido los guiones de la quinta y sexta entrega preparados, pero esta denuncia por ganancias no pagadas de Fury Road será la causante de que posiblemente no veamos más películas de Mad Max, al menos en un futuro próximo.

Los documentos presentados en el caso sugieren un conflicto prolongado sobre el presupuesto y sobre qué escenas se debían grabar o no, al igual que ambas partes tienen opiniones dispares sobre el coste final de la película, ya que al haber gastado menos del presupuesto, el director pedía 7 millones de dolares. Asimismo, el estudio Warner afirma que que en lugar de una película de 120 minutos que fue calificada con R (+18) en Estados Unidos, el contrato requería que la compañía hiciera una película de 100 minutos que fuera clasificada como PG13.

En los documentos judiciales, la empresa productora (Kennedy Miller Mitchell) ha afirmado que:

  • Warner Bros insistió en que no se filmaran ciertas escenas del guión, incluidas las de la Ciudadela de Immortan Joe, con nuevas escenas y un nuevo final.
  • Cuando Miller tuvo un llamado «borrador» de la película, el estudio tomó una serie de decisiones que causaron «cambios sustanciales y retrasos» en la producción, incluyendo el rodaje de las escenas previamente cortadas y las nuevas.
  • El estudio dirigió allí al menos 10 proyecciones de Fury Road y, después de cada una, solicitó más cambios.
  • Warner Bros más tarde aprobó un plan para filmar escenas adicionales que costaron 31 millones de dolares a finales de 2013, lo que requirió el envío de vehículos a Australia, el reensamblaje del elenco principal y la tripulación, la recreación de un set africano y la postproducción extra.

En una demanda cruzada, Warner Bros alegó:

  • Fury Road «excedió significativamente el presupuesto aprobado», con los costes adicionales en gran parte causados ​​por la compañía de producción, sin la aprobación por escrito del estudio.
  • La producción se retrasó y los costes se incrementaron durante el rodaje en 2012, hasta el punto en que, sin los cambios buscados por el estudio, la película no pudo completarse según lo programado para el presupuesto aprobado.
  • El estudio solicitó una terminación alternativa en lugar de insistir en ello.
  • Kennedy Miller Mitchell acordó financiar parte de la filmación adicional en 2013.
  • La fecha de lanzamiento en última instancia se retrasó en 14 meses y el coste de producción aumentó considerablemente.

Es una pena para los fans pero de vez en cuando suceden este tipo de cosas y ponen en peligro la continuación de algo que ha gustado mucho. Esperemos que este tema se resuelva de una forma amistosa entre las dos empresas, para que así ambos continúen trabajando juntos.