26 septiembre, 2020

GD7A

Tu web de cine y series

«Yo, Tonya». La oscura historia de una de las mujeres más odiadas de América

Nos encanta tanto crear leyendas como destruirlas en todos los ámbitos posibles, deporte, cine, teatro, etc, La historia de Tonya Harding y Nancy Kerrigan  fue uno de los escándalos deportivos norteamericanos más mediáticos de finales de los 90 , no solo en Estados Unidos. Fue llevada a la pantalla grande a través de esta versión de Margot Robbie que produjo y alzó este proyecto, a pesar de tener una distribuidora nueva, y además, logró obtener tres nominaciones a los Oscar: Margot Robbie a Mejor actriz, Allison Janney a Mejor actriz de reparto, y Mejor edición.

Tonya Harding es una patinadora retirada de patinaje artístico sobre hielo. Fue la segunda mujer y la primera mujer estadounidense en completar un salto triple axel con una combinación de loop doble en competición. En 1994, Harding fue vetada de por vida de la Asociación de Patinaje Artístico de EE. UU. Después mantuvo una breve carrera en el boxeo profesional y actualmente, está casada y tiene un hijo.

El estallido de esta rivalidad llegó en la preparación para los Juegos Olímpicos de Invierno de Lillehammer. Durante un entrenamiento, un misterioso hombre atacó a Kerrigan, golpeándola con una barra de hierro en la rodilla y en repetidas ocasiones. Las imágenes posteriores al ataque aún siguen en la memoria de todos los estadounidenses.

La opinión pública no tardó en culpar a la propia Tonya Harding de lo ocurrido a su rival y la detención del marido de ésta y de un amigo del mismo, el autor material del ataque, no tardó en confirmar las sospechas de todo el mundo. Finalmente llegó a ir a los Juegos Olímpicos, pero estos no fueron más que la confirmación de que su éxito y su sueño habían llegado a su fin.

“Creo que lo que sucedió con Tonya y Nancy terminó siendo una historia contada a través de titulares. Ellas se convirtieron en caricaturas por la imagen creada en los medios, titulares llamativos que olvidaron que eran personas”. Margot Robbie.

Con una cámara que no para quieta y gracias a un montaje dinámico donde podemos ver entrevistas, la trayectoria profesional de esta joven promesa del patinaje y como su carrera llega a su fin, vemos el maltrato físico por parte de su ex marido y de su madre, la presión que sufría desde pequeña. Primero fue «amada» y golpeada por una madre dura y seca interpretada por una espectacular Allison Janey, luego por su violento novio y marido (un correcto Sebastian Stan) y, finalmente, por unos jueces que admiraban su patinaje pero cuyas puntuaciones para las clasificaciones locales y olímpicas se basaban en su vestimenta y su vida personal, por esto es, que se dice que Tonya fue el anti prototipo de patinadora artística de la época, una chica ruda y fuerte.

Gracias a estas dos estupendas actrices, la película se libra de lo que de otra manera podría haber sido catalogada como «una película del montón». No es una película técnica, conjuga falsas entrevistas con la realidad, hablando a cámara, algún falso plano secuencia y los efectos especiales de Margot Robbie «patinando» son espectaculares.

Margot Robbie (Nominada a Mejor Actriz) / Tonya Harding

Allison Janney (Nominada a Mejor Actriz de Reparto)/ LaVona (Madre)

Imágenes originales del ataque a Nancy Kerrigan: http://videos.marca.com/v/0_t8dp0ofp-nancy-kerrigan-fue-atacada-por-su-rival-tonya-harding?count=0

Imágenes originales del incidente de Tonya con los cordones en la competición de 1994:  https://www.youtube.com/watch?v=ms5Xk2vobiM

No podemos terminar este articulo sin felicitar a Allison Janney, ganadora del Óscar 2018 como mejor actriz de reparto por la película ‘Yo, Tonya’