29 octubre, 2020

GD7A

Tu web de cine y series

‘Deep Water’, la nueva apuesta de serie británica de Filmin

Tras nuestra sorpresa después del visionado de ‘El incendio’, la nueva y maravillosa miniserie de Filmin estrenada el pasado 19 de mayo; hoy nos atrevemos con la crítica de otra de las apuestas de Filmin en cuanto a miniseries dramáticas: ‘Deep Water’.

La sinopsis de ‘Deep Water’ versa sobre la vida de tres mujeres en la pequeña localidad de Lake District (Windemere en la novela homónima de Paula Daly), quienes tendrán que enfrentarse a serios problemas con algunos de los habitantes del pequeño pueblo bretón y con sus propias vidas. Lisa Kallisto (Anna Friel), Roz Toovey (Sinead Keenan) y Kate Riverty (Rosalind Eleazar) son tres mujeres a quienes se les complicará la vida a raíz de sus decisiones. La crítica la ha comparado con ‘Big Little Lies’ (HBO), sin embargo, existen diferencias abismales entre los personajes de esta serie y los de ‘Deep Water’: el principal, que dos de las tres protagonistas no son personas pudientes (Anna y Roz), además, tampoco tienen tanta relación entre ellas.

‘Deep Water’ es una miniserie de thriller psicológico, en la que existen tres desencadenantes distintos que permiten el arranque de la serie, pero el principal es la desaparición de la hija adolescente de Kate; el único personaje con una economía estable y en aumento.

Uno de los puntos fuertes de esta miniserie son los personajes femeninos fuertes, tan bien construidos que no tienen nada que envidiar a las protagonistas de ‘Big Little Lies’; sin embargo, existen algunos comportamientos ilógicos en ellas que no se corresponde a como son los propios personajes -o como nos quieren hacer creer- No existe la relación idílica de amistad entre Kate, Lisa y Roz, ya que están demasiado ocupadas lidiando con los problemas en sus propias vidas; aunque se echa de menos el compañerismo y amistad entre ellas y no es demasiado visible hasta el final de la serie.

Es importante destacar que el reparto es brillante, exceptuando ciertas incongruencias en la forma en la que se desarrollan y actúan los personajes. Generalmente, hemos caído en la cuenta de que los personajes adultos tienen comportamientos pueriles y de ningún modo hace justicia a las actrices y actores que les representan. De igual manera, los personajes de menor edad (sobre todo, adolescentes) tienen comportamientos de adultos, pero si existiese una causa por la que tuviesen que comportarse como tales (niños desatendidos, abandonados o cuyas madres son negligentes) podría llegar a encajar; sin embargo, no es el caso y la motivación es bastante vaga.

A modo de análisis formal, y no de estructura, ‘Deep Water’ está rodada de manera impecable y existe una correlación entre su forma de haber sido rodado y su fuerte carga sentimental; aunque como desventaja, en varias ocasiones este punto fuerte no acompaña a que consigamos empatizar con los personajes principales y esto permita que no haya una verdadera cohesión.

En definitiva, ‘Deep Water’ es una serie que permite al espectador ver los problemas que pueden surgir con las mentiras, la falta de ética tanto en la vida personal como en el trabajo; y un comportamiento desproporcionado por parte de personas adultas que cometen errores, porque todos somos humanos. Es una miniserie entretenida y con ciertos toques de thriller psicológico, pero más bien podríamos catalogarla como drama familiar, en el que el único personaje que destaca brillantemente es un secundario: Joanne (Faye Marsay), una policía cuya trama principal desaparece de una forma torpe, pudiendo haberle otorgado un protagonismo mayor al ser un personaje realmente bien construido, con sus pros y sus contras. Merece la pena seguirla hasta el final de la serie.

‘Deep Water’ se estrena el próximo 26 de mayo en la plataforma Filmin.