Crítica de The Gentlemen: Los señores de la mafia

Guy Ritchie ha vuelto a hacerlo. The Gentlemen: Los señores de la mafia es la nueva película del director británico que está a punto de estrenarse, concretamente el 28 de febrero (¡ya no queda nada!) Refiriéndome al comienzo de este párrafo, Ritchie ha vuelto a rodar una de las películas más estratosféricas del año; no sólo por su producción, sino por su impecable guion.

The Gentlemen cuenta la historia de Mickey Pearson (Matthew McConaughey), un traficante de marihuana que decide dar un vuelco a su vida ‘retirándose’ de su incesante trabajo. Toda la trama principal será contada por Fletcher (Hugh Grant), un inteligente y dicharachero periodista inglés que trata de chantajear a Ray (Charlie Hunnam), la mano derecha de Mickey.

La trama se complica cuando entra en escena Dry Eye (Henry Golding), un traficante de otros menesteres; quien está realmente interesado en comprar el negocio de Mickey Pearson. Matthew Berger (Jeremy Strong) es el segundo interesado en adquirir la carrera profesional de Pearson, y aquí es cuando se complica la cosa… Por si fuera poco, aparece la figura de Coach (Colin Farrell), quien tendrá un papel fundamental en el culmen de la película, aunque sus minutos de gloria sean contados con cuentagotas.

Tendréis que esperar para ver cómo llega a su culmen esta lucha de poder que, como Ritchie nos ha mostrado otras veces; puede acabar realmente mal.

El nuevo trabajo de director de Snatch: Cerdos y diamantes (2000), Lock, stock & two smoking barrels (1998) o RockNRolla (2008) sigue su línea fílmica contándonos historias de gángsteres, periodistas y terceras personas que siempre tienen algo que objetar. Lo más asombroso es que todas sus películas tienen un toque cómico y fresco que acompañan al drama principal; la caracterización de los personajes cuyas diatribas morales no son realmente importantes, ya que son personajes interesados, inteligentes pero muy seguros de sí mismos.

Sin lugar a dudas, es un guion brillante, y como suele hacer Ritchie, nos da una de cal y una de arena. No hay excesiva acción en The Gentlemen: Los señores de la mafia, hay la justa y necesaria para contar lo que se quiere contar. Es importante destacar de nuevo la frescura tanto de los personajes como de los planos, no hay acciones de cámara demasiado bruscas a pesar de contar con cierta acción; este largometraje es fácil de seguir aunque hay que estar atento, ya que existen varias tramas que se entrelazan entre sí.

Por lo demás, Los señores de la mafia probablemente se convierta en una de las obras indispensables de Guy Ritchie, con sus característicos planos ‘guía’ de la ciudad de Londres y sus personajes; complejos pero simples a la vez, en todo caso, magníficamente construidos al igual que sus guiones y su diseño de producción.The Gentleman: Los señores de la mafia se estrena el próximo 28 de febrero en nuestro país. Si sois cinéfilos y seguidores de Ritchie, no os decepcionará.

Deja un comentario